sábado, 7 de enero de 2017

Negros y blancos de todos los colores

Gracias historia pastusa por los negros y gracias historia pastusa por los blancos. Gracias mundo de todos los colores por reunirse en torno al Carnaval de Negros y Blancos. Y sobre todo, gracias artesanos, gracias artistas por permitirnos vivir, en el sentido literal de la palabra, entre colores, movimientos, fantasías, colores, ritmos, aplausos, danzas y alegrías, sobre todo alegrías. Gracias.

Para los asistentes, el carnaval empieza a asomar el 28 de diciembre (sólo para los asistentes, pues los artesanos y artistas empiezan a organizar el espectáculo muchos días, semanas, meses atrás) con asfaltos que se pintan de tiza entre personajes, figuras, como un gran atrapa-sueños que se construye con un enorme equipo, la ciudad; una actividad que emergió para dejar atrás el ya desvanecido carnaval de agua. Conciencia ambiental, que llaman.

Conciertos de cuerdas, música de los 60's y 70's, serenatas acompañan la marcha final del año (29 y 30 de diciembre) hasta que personajes que parecen de ficción por las representaciones de increíbles logros, inesperadas hazañas o fantásticas embarradas hacen presencia para dar, ahora sí, la despedida oficial del año (31 de diciembre). En seguida, como un niño que se atreve a soñar, ¡como cientos de infantes que se atreven a soñar!, tan infante como el año que inicia, resplandece la muestra de lo que será la historia a contar por muchos años más (ojalá infinitos), lo logran a través de su propia fiesta de carnaval, sus "enormes carrocitas", murgas y comparsas son el deleite de ese público que de manera innata se convierte en una máquina de aplausos y sonrisas.

Nos visita luego una majestuosa descarga (¿o carga?) de sonidos. Zampoñas, quenas, flautas, pitos, tambores... vientos y percusiones (3 de enero) que convierten a los espectadores en una ola gigantesca que se mueve estremecida cuando por su frente pasan, acompañados de vestuarios finamente detallados entre arabescos y tejidos, músicos y danzantes de la tierra, esa nuestra, la de todos. Cada ritmo una ola, muchas olas. El impulso carnavalero está en pleno éxtasis: ponchos, talco, carioca (espuma de carnaval) y ritmo están ahora presentes de manera permanente.

El Pasto clásico, el Pasto antiguo, el viejo Nariño se abren paso a través de grupos de personas que, como estampas en movimiento, hacen alusión a las épocas de aquellos cuya mayoría han empezado a despedirse de su estadía terrenal; añoranzas (4 de enero). ¡Gracias de nuevo, negros!, con esta gran raza se inició prácticamente este carnaval, su día libre, tras todo un año de esclavitud, nos permitió magnificar la raza, su raza pura vida que, no contenta con disfrutar sola, invitó a blancos a pintarse de su color para integrarlos aún mas a los festejes y felicidades de su cultura. La caricia para sentir con el otro una unión, una diferencia que nos hace uno. Juego caricia (5 de enero).

Magno, realmente magno el trabajo de quién sabe cuántos artesanos para lograr gigantes fantásticos, épicos, mitológicos, de leyenda, históricos, humanos, que vistieron a toda la ciudad de mundo a parte, un mundo volcado a la zenda que hace venias y se llenan de gritos de admiración, aplausos y gracias, todo por convidarnos a sonreír y mirar a un lugar en el que sin pensarlo nos dejamos sumergir (6 de enero).

Los putos peros. Digo, los peros. Sólo los peros:

¿Por qué insistimos en saltar las vallas para entorpecer los desfiles?
¿Por qué gritamos arengas contra el policía que le solicita a quienes se saltan las vallas regresar detrás de estas?
¿Por qué incitamos a nuestros niños a que crucen las vallas para ir a posar con disfraces individuales, murgas, comparsas y carrozas?
¿Por qué no les pedimos que no lo hagan para que de una vez aprendan?
¿Por qué las personas que pagan por subirse a las carrozas o las acompañan se emborrachan en pleno desfile?
¿Por qué dejamos tirada la basura que hicimos mientras estuvimos presenciando los desfiles?
¿Por qué arrojamos talco y carioca a los disfraces individuales, murgas, comparsas y carrozas si es clara la solicitud de que eso no se haga?
¿Por qué CEDENAR (la empresa de energía de Nariño) y las demás empresas que usan cableados no se han ingeniado una estrategia para despejar de cables la zenda del carnaval?
¡¿Por qué?!


Hay foticos, pero hay muchas más lindas en las redes:
3 de enero (unas, otras, otras más y la ñapa). 
6 de enero (una, otras, unas más, otra tanda).

Gracias y ojalá el del problema sea yo.

domingo, 11 de diciembre de 2016

Hombre, qué te crees, hombre

He tomado de la cuenta de @Violacea_*, esta historia que narra, en tan solo un momento, una preocupante y peligrosa historia, situación, de lo que no debería ser.11 de diciembre de 2016.

"Les voy a contar algo que me tiene abrumada y que ocurrió el miércoles de la semana que acaba de terminar. Tuve un agarrón con dos tipos, de más o menos cincuenta años, en medio de una buseta. Todo se resume en que duré más de media hora escuchando sandeces e improperios frente al caso de Yuliana.

Tuve que escuchar que pobre Rafael Uribe Noguera porque ahora se iba a quedar sin amigos. Tuve que escuchar que muy difícil el asunto porque él era de una familia prestante y reconocida. Tuve que escuchar que menos mal tenía plata porque pues, iba a pagar su condena pero igual podía estar mejor. Tuve que escuchar que el punto es que Yuliana ERA BONITA.

Ahí ya empecé a entrar en cólera y desde la silla en la que estaba dije duro: Claro, muy verraco ser bonita pa' que lo violen a uno. La justificación de siempre que a una lo violan por bonita, dije. Ah, no, mentiras, por fea también lo violan a una. Es más, por ser mujer.

Ahí los manes se quedaron mirándome como un culo y yo muerta del mal genio.
Entonces, siguieron. Pasó una señora junto a la buseta y los dos idiotas sacaron la cabeza por la ventana y le gritaron: tanta mujer buena y uno comiendo malo.
Ahí se me subió el Santos a la cabeza. Entonces dije: Claro, a parte de que nos violan por existir, también nos objetivizan, una preciosidad todo. Los manes me volvieron a mirar y yo ahí debo de confesar que tuve miedo porque sentí que ellos también tenían rabia por la increpación.

Entonces dentro de mí se desarrollaba la posible escena de que los manes me putearan o me pegaran, además que la buseta iba sola. No me dijeron más nada y siguieron conversando entre ellos que, en realidad, era a grito herido.

Entonces vino la parte final, en suma, fue lo que más asco me dio de todo lo que dijeron durante media hora. Ellos argumentaban que lo que hizo el man, lo hizo por bobo, que no lo supo hacer. Que uno no viola a una niña de 9 años porque es una niña, que debió pensar en una de 15, por lo menos. Les juro que no sé de dónde saqué fuerzas pa' decir en voz alta desde la silla de la buseta que me parecía una hijueputez lo que decían, que no entendía cómo alguien puede justificar una violación y es más, proponer edades para que sea menos atroz. Que me daba asco tener que escuchar a dos manes que minutos antes estaban hablando de tener una vida con Dios y que decían brutalidades.

Pero que sí, que a las mujeres nos violan por mujeres, por niñas, por bonitas, por feas, por existir y que esa es la justificación que se da. Que a parte de ser mujeres víctimas, hombres como ellos nos revictimizaban al hacernos creer que la culpa es de nosotras. La señora de al lado me miraba desconcertada y pedía que me calmara, yo creo que pensaba que podía ser peligroso.

Los manes se quedaron callados y no dijeron nada más pero sentí que me miraban de arriba a bajo como preguntándose por qué alguien que no mide más de 1.60 y tiene apenas 22 años, se atrevía a desafiarlos en público. Además sentí que el hecho de que estuviera vestida a lo tomboy desordenó un poco sus lógicas de lo que cabe dentro del estándar de 'mujer'.

Los manes se bajaron juntos llegando al centro y ahí sí la gente empezó a hablar. Que ay, que qué vergüenza la gente que se expresa así, que cómo es posible, que esto, que lo otro y demás. Y yo entre el llanto de rabia que emitía en ese momento y el mal genio que me recorría el cuerpo pensaba en que somos MUY COBARDES.

Sí, yo tenía miedo de que esos dos manes de más de 1.70 se levantaran y me dieran en la jeta. Sí, tenía claro que era posible que nadie les dijera nada en medio de las patrañas de deducciones proferías frente a lo que pasó con Yuliana. Pero estaba mamada y agotada al tener que escuchar que la culpa es de la víctima y que ella es la única que debe asumir lo que pasó.

ESTOY mamada de soportar a hombres que día a día repiten una y otra vez frases machistas y sexistas frente a nuestros cuerpos. No soporto más tener que no decir ni increpar por miedo a que me den en la jeta o algo peor. Ya no me banco más patrones y conductas en las que se valida el hecho de las mujeres como cuerpos pasivos.

Tuve mucho, mucho, mucho, mucho miedo pero me sentí muy valiente por lo que hice. No pienso volverme a quedar callada nunca más. No pienso no pararme duro para decirle a alguien que es un hijueputa. No pienso legitimar por medio del silencio y de la indiferencia que gente como esos dos manes hagan y digan lo que les plazca.

Ya no más, gente.

Sí, muy chimba reflexionar aquí y lo que quieran, pero mientras lo que decimos no llegue a la práctica, no vamos a lograr mucho. Me bajé vuelta mierda de la buseta, lloré como hace mucho no lloraba producto de la impotencia y de la rabia. Sentí de nuevo que es verdad que nos violan, nos golpean, nos matan por ser mujeres. Y lo justifican a través de la edad y la apariencia. Me sentí vulnerable, de nuevo. Y hoy, mientras escribo esto, lloro de nuevo ante la dimensión de lo que ocurrió ese día en medio de una buseta.

Lloro al saber que existen mucho, muchos, muchos hombres que ven muy normal decir las patrañas que les conté. Lloro al saber que hay mujeres que no cuentan con el acceso a la información que yo cuento. Mujeres que han sido maltratadas y abusadas. Lloro porque ya no sé como expresar que se siente una mierda salir con miedo, vivir con miedo, sentir que se es nada.

Pero decidí que nunca, nunca más, me voy a quedar callada frente a escenas como esas. Porque así 'no sirva de a mucho', sí creo necesario decirle a los hombres que se equivocan y que no estamos de acuerdo con lo que hacen. Es necesario dejar de habilitarlos como única fuente de verdad solo por el hecho de ser hombres."


* En este enlace inicia le hilo de la historia: https://twitter.com/Violacea_/status/807982526224596992

jueves, 3 de noviembre de 2016

Premios a la calidad educativa de las instituciones educativas oficiales del Municipio de Mosquera

Realizando una búsqueda de experiencias para compartir en un proyecto para el sitio en el que trabajo, descargué este documento, se trata de una propuesta elaborada por docentes de un colegio de Mosquera, que si bien no la usé para la publicación en el espacio laboral, he querido compartir en este blog. Pues es una estrategia que tiene visión social con la posibilidad de implementarse a escala institucional como para elebarla a un nivel global. Quise ubicar la fuente, el origen de la descarga, pero finalmente no lo logré. Quizás estuvo en un banco de datos de Drive o de Dropbox, en fin, resulta interesante encontrar proyectos de este tipo que no pueden dejarse "perder" solo a nivel de proyectos de aula sino que debería existir una estrategia para que su divulgación y socialización sea máxima. A los profes que la crearon*, los mejores deseos para que el proyecto prospere (ojalá, si se trataba de un premio, se lo hayan ganado), ¡gracias por el esfuerzo y la dedicación!

Carnaval Folklórico

1. Resumen

Durante los dos últimos años el equipo de ciencias sociales del IE Mayor de Mosquera ha venido realizando un desfile de comparsas por las calles de los barrios Porvenir, Planadas y Sabana, enmarcado en la realización de actividades que promueven el reconocimiento de la diversidad cultural, social, ética, política, religiosa, étnica y sexual; tendiente a mejorar el ambiente de convivencia y paz de la comunidad educativa.

Cabe anotar que sin el apoyo y colaboración de los directivos docentes, consejo directivo, consejo académico, equipo docente de la institución, estudiantes, acudientes y padres de familia no hubiese sido posible el desarrollo de esta actividad.

2. Preguntas que dieron origen a su experiencia pedagógica

a. ¿Cómo promover acciones y actividades que conlleven a mejorar los niveles de respeto y tolerancia dentro y fuera de la institución educativa?
b. ¿Cómo mejorar la capacidad reflexiva y crítica en relación a la posición del hombre como ser generador de cultura?
c. ¿Qué acciones pueden promover en los estudiantes una mejor comprensión del hombre como ser cultural?

3. Fundamentación teórica que sustenta la experiencia pedagógica
A través del tiempo el desarrollo de las manifestaciones culturales ha sido un punto de apoyo en la creación de la identidad de los pueblos; tradiciones, mitos, leyendas, bailes típicos y elementos folklóricos han permitido la transmisión toda una serie de valores que han enriquecido la comprensión que el hombre tiene del cosmos. Así mismo, esta transmisión no solo ha promovido la consolidación de la identidad de los pueblos, sino también ha conllevado al fortalecimiento de los lazos de cooperación, fraternidad y unidad en relación a ideas y pensamientos comunes. En este sentido se podría afirmar que “La cultura es una especie de tejido social que abarca las distintas formas y expresiones de una sociedad determinada” 1.

El proyecto en sí además de estar enmarcado dentro de una línea que promueve el reconocimiento de la identidad y la diversidad, busca mejorar la capacidad de reflexión y comprensión de saberes. La escuela, como espacio de formación continua, debe propiciar los espacios que permitan el fortalecimiento de valores afines a la cohesión social y la convivencia social. Para la UNESCO “la cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo: A través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones” 2

4. Estrategai desarrollada

En el proyecto orientado por el equipo de sociales ha sido implementado de la siguiente forma:

a. A principio de año escolar se selecciona el tema a trabajar durante el desfile. El primer año, es decir:
· 2014 el tema escogido fue “Carnavales y fiestas por Colombia” y para el
· 2015 el tema fue “América un solo corazón”
b. Asignación de la temática (fiesta, carnaval o lugar) a trabajar
c. Durante el tiempo previo al carnaval, ligado al desarrollo del curricular, se va desarrollando la temática asignada, la cual desemboca en un trabajo de investigación realizada por docentes y alumnos sobre la comprensión y valores culturales del lugar, fiesta o país asignado.
d. Diseño y organización de las carrozas y disfraces que presentarán los estudiantes.
e. Desfile por las calles de los barrios Planadas, Sabana y Porvenir.
f. Presentación en el patio central de la institución de reseñas de investigación, bailes típicos o muestras folklóricas.

5. Recursos TIC y materiales educativos utilizados
Elaboración del recorrido teniendo en cuenta planchas de actualización catastral.
Investigación de las temáticas en los portátiles y tablets a través de la consulta en internet.
Consulta de danzas y trajes típicos de los lugares seleccionados en la red con el fin de elaborar vestuarios, danzas y muestras folklórica.
Para la realización de los carteles de presentación, decoración de carrozas, elaboración de elementos representativos de las culturas se utilizó material como papel craf, marcadores, temperas, pinceles, tijeras, pegante, reglas, cartulina, periódicos, escarchas, plásticos, bombas, entre otros.

Además se utilizan vehículos tantos de tracción animal (2014), como mecánica para el desfile por las calles de los barrios.

Se les comunicó a autoridades como la policía nacional, bomberos, defensa civil y junta de acción comunal para pedir el acompañamiento y apoyo correspondiente.

6. Resultados
  • La actividad permitió poner en práctica y fortalecer valores como: el respeto, la tolerancia, la asertividad, el trabajo en equipo, la colaboración, la participación, el compromiso, la alegría, la responsabilidad y en general contribuyo a la formación integral de la comunidad educativa.
  • Permitió a la institución como tal organizar una actividad donde todos se vincularan desde sus propios saberes, intereses y expresiones, por lo cual agradecemos se nos haya apoyado en el desarrollo de este proyecto.
  • Promovió la investigación y la creatividad de los estudiantes

* Docentes, licenciados en Ciencias Sociales, referenciados en el documento original: Jackeline Herrera Briñez, Aidee Cortés Ruíz, Juan Carlos Nigrinis Navarro

jueves, 28 de julio de 2016

Mi primera EPSperiencia

Es una larga, larga, larga historia que "resumí" en este largo, largolargo resumen. Y dice... 

Se me ocurrió enfermarme un jueves 2 de junio de 2016, atiné, en compañía de un buen amigo, Pipe (¡muchas gracias Pipe!), a dar con una buena atención de urgencias en la Clínica Marly, en mi estadía una abuelita que estaba en frente se despidió de este mundo.

La buena atención debió detenerse luego de un par de exámenes (nunca me aprendí los nombres), pues el siguiente paso que era una intervención quirúrgica, no podía llevarse a cabo ahí porque la clínica no tiene convenio con Cafesalud. El doctor me recomienda entonces solicitar una cita de urgencia para que me realicen la intervención, reitera "debe solicitarla de urgencia, por eso le doy 5 días de incapacidad para que en ese tiempo le hagan la cirugía y mínimo esté 4 días en reposo". Compro los medicamentos camino a casa, porque no hay una droguería cercana que conozca con "convenio" para que me los entreguen "gratis" o con la cuota moderadora, que llaman.

Al siguiente día, en la concurrida sala de urgencias de la EPS* en la 100 con autopista (donde al menos 5 de los pacientes discutían su situación: fueron a su cirugía a la Clínica Madre Laura [le hicieron rápido una clínica a la doña] y no los atendieron porque Cafesalud no ha pagado el contrato con dicha clínica, por lo cual regresan a ver qué sucederá con su tratamiento pendiente), cuando me corresponde el turno (una hora y media después de haber llegado), paso al consultorio (jejeje "consultorio"), repito la lección aprendida en la Clínica Marly "necesito una cirugía de urgencia, aquí está la remisión", el médico que me atiende es general, y recordé la otra parte de la lección "la intención es que no me remitan de nuevo a un especialista porque ya me atendió uno y me remitió a la cirugía", presento los exámenes, uno de ellos está grabado en un CD, lo inserta en el computador y... pasan unos minutos sin leerlo, el médico llama a una auxiliar para pedir ayuda y, de 'chiripazo' diría yo, pasa un doctor, ¡qué buena suerte!, el especialista a quien el medico que me atiende invita a pasar... pasan otros minutos y ¡saz! pueden ver el archivo que está en el CD. El médico especialista avala la cirugía de urgencia que habrían de hacerme de inmediato, pero también debo mencionar que en la otra mitad de estadía en el consultorio (jejeje "consultorio") se queja del sistema de salud, el cual exige atender a 5 pacientes por hora donde un computador intentando leer un CD se demora más de 10 minutos.

Ese mismo especialista me informa que la cirugía, por más urgente que sea, se hará cuando haya cupo y, mientras tanto, me dejarían en la clínica hospitalizado, pero sugiere "humanamente no le recomiendo que se quede hospitalizado, mejor esté en su casa tranquilo, si todo va bien, la siguiente semana le dan la cita para la cirugía, antes no se la dan (yo esperaba que por tarde, pudiera obtener una cita para el martes 7 de junio), si se queda aquí, por bien que le vaya y lo pongan cómodo, le darán una silla, quién sabe en dónde, mejor váyase y si vuelve a sentir dolor o fiebre véngase a que lo atiendan de nuevo. Mientras tanto autorice la intervención, hágase estos exámenes y reclame estos medicamentos".

Este -reclamar- de los medicamentos fue otra bonita experiencia, el principal llamado "Tramadol" está agotado y me advierten que está agotado en muchas partes porque llegan ahí a pedirlo, que es donde "siempre" suele haberlo. Esperar que el dolor no vuelva porque ese medicamento sería el que lo calma.

Siguiente parada, la sede de la 116 con carrera 21, la oficina donde se autorizan las órdenes, hacer fila y pedir un turno para ir a esperar a una sala frente al tablero que anuncia cada turno. Dado que había más de 50 turnos por esperar, atiné a ir a otro sitio cercano en donde podía reclamar medicamentos, ¡y estaba el que falta!, toque de suerte, creo yo, porque ahí sí había existencia. De regreso comprar una galleta y volver al turno, pues ya debieron pasar algunos. En seguida se escucha la voz (realmente el grito) "¡Usuarios con los turnos I350 a I400 entreguen sus papeles!, sorpresa, el tablero no servía, nadie lo advirtió, nadie avisó, personas perdieron su turno, no era justo, todos deberían saber previamente que ese aparato no está funcionando. Nota: a este lugar volvería por tres veces más.

Obtuve entonces la autorización de la intervención, más la de los exámenes de laboratorio. Mientras recibía mis papeles a una persona sentada en el cubículo cercano le negaban su autorización porque su empresa no estaba al día con los pagos (qué irresponsabilidad). Se me ocurrió preguntar (aprendí a preguntar porque no estaba al tanto de todas las vueltas que un enfermo debe hacer para buscar curarse) acerca de estos laboratorios, ¿dónde debo tomármelos?, y me dieron la instrucción: es en la sede de la calle 106 con autopista, simplemente llegue temprano sin ninguna preparación, pues no se requiere.


Salí luego de las dos de la tarde, por fin a almorzar donde los Fuentes (¡Gracias familia Fuentes!), un poco reposado y, por consejo de ellos, me dirigí a la 134 con 9, Urobosque, a pedir la cita con la autorización lograda. ¡Oh sorpresa!, había un error en la autorización, el convenio de Cafesalud es con "Urobosque S.A" y no con "UT Urobosque", como aparecía en mi autorización. Amablemente una señorita me reservó la cita con el compromiso de que yo cambie dicha autorización. Así que de vuelta a la sede de la 116 con 21. Repetí la vuelta, fila para pedir turno, y tandas de a 50 turnos para la autorización donde el dichoso "Urobosque S.A" no aparecía por ninguna parte, "el sistema" no permite elegirlo. Harán la solicitud al área encargada y ese cambio en la información se demoraría 10 días hábiles, ¡10!. Pero, también amablemente la señorita puso en la nueva autorización una observación, diciendo que en el sistema no aparecía "Urobosque S.A." pero es a ese al que se refieren cuando seleccionan "UT Urobosque", subrayado, resaltado y con la anotación de que se hará el cambio. Con eso ya le pueden dar la cita. Siendo las 5:00, no tuve de otra que creer.

En ese "corre corre" en Cafesalud, varias trabajadoras me miraban sorprendidas porque este caso se les estaba presentando de manera recurrente, antes Urobosque solo aceptaba solicitudes con UT y rechazaba las de SA, ahora era al contario. ¡Divertidísimo!


Retomemos, ¿recuerdan que pregunté por la preparación de los laboratorios? Bueno, ya que estaba cerca y las dudas empezaban a generarse con cualquier acción, pasé por la dirección a la que me dijeron debería ir por los laboratorios y pregunté si debía tener presente alguna condición. Otra vez, ¡oh sorpresa!, ahí me dieron un papel dándome la dirección del sitio al que debía ir en el barrio El Polo, lejos de ahí, en ayunas, de 6 a.m. a 10 a.m. y no debería llevar nada. ¡Menos mal pregunté!, pues habría perdido el viaje al siguiente día, mi clase del sábado y una cita odontológica (particular, porque la EPS no hace más que limpiezas por salir del paso).

El día sábado, ya en El Polo, efectivamente debía ir en ayunas, pero además sí debí llevar una muestra. Así las cosas, pagar $2.700 por un tarro que nunca usé, porque la señorita que me atendió en el laboratorio me dio otro gratis, todo muy raro. En fin una muestra más de sangre ahí, y una calcomanía en la que me indican que podría reclamar los resultados 8 días hábiles, ¡8! a partir del siguiente día. ¿Recuerdan que mi cirugía era de urgencia?, bueno de nada valió insistir que estaba tras una cirugía de urgencia y que necesitaría los resultados más rápido, al menos para el 7 de junio. "No podemos hacer nada, eso es lo que nos demoramos que le vaya bien".

Transcurrió el resto del sábado, el domingo, el lunes festivo. ¡Martes 7 de junio! Comencé el día convencido que con los exámenes de laboratorio que me hicieron en la clinica Marly, debería ser suficiente para programar la intervención, lo que tuve este día fue una cita de valoración, para definir si contaban con la información suficiente para proceder a la cirugía, fui de nuevo a Urobosque, lo primero que hice fue contarle a la señorita de la recepción que el dato de Urobosque es imposible obtenerlo en el sistema, pero que amablemente habían puesto la observación, y que el arreglo definitivo desde sistema estaría para 10 días, pero como mi cirugía era una urgencia, no podría esperar dos semanas más con los dolores que eso significaba. Respuesta rotunda: ¡no!, no le puedo asignar ninguna cita. Por lo pronto vaya a su cita de valoración, pero de una vez le advierto que no puedo darle cita con esta autorización errada.

Entré a la cita, el médico urólogo, amable él, me atendió, vio que todo lo que tenía era suficiente (ganancia para mí, pues los laboratorios aquellos del sábado, quién sabe cuándo los iba a tener) y dijo, podemos programarle la cirugía, vaya con la señorita de la recepción y ella le explica qué debe hacer. Le conté al médico la situación y la respuesta que en recepción me dieron: con ese UT no le podemos asignar cita, ¿usted cree que pueda solucionarse? Él respondió sin dudarlo y hasta sonriente: no, eso no es ningún problema, vaya que le van a dar la cita. ¡Una luz de esperanza...!, que se apagó al final del recorrido por ese pasillo cuando fui a sacar mi cita con la señorita de recepción. El rollo, el mismo, UT ¡NO!, ¡S.A.! sí. No hay absolutamente nada qué hacer, yo no le puedo dar una cita con esa autorización así, y la observación no vale nada. Le programo la del anestesiólogo, pero para la cita debe decir "Urobosque S.A., ya lo sabe". Creo que mi cara de ¿enfermo?, ¿desilusionado?, ¿de todo, de nada?, hizo que la señorita transcribiera prácticamente una carta los datos de una de las autorizaciones que ese día le habían llegado y que estaba bien.

De vuelta a la 116 con 21, fila para el turno, llamada por tandas, ¡mi turno! "Señorita, por tercera vez vengo y bla bla bla bla..." "El sistema no permite, no puedo hacer nada más..." "Señorita, mi cita es una cirugía de urgencia que busco desde el jueves, la lograría conseguir para el próximo viernes pero necesito solucionar este error..." "No puedo hacer nada, lo que hago es enviar un correo para que ingresen a sistema este convenio y eso se le demora 15 días hábiles..." ¿Se dieron cuenta? Ya no eran 10, ahora eran 15 días.

"¡QUIEN TRABAJA AQUÍ, LLEVO SEIS MESES ESPERANDO POR UNA CIRUGÍA Y AHORA ME DICE QUE VAYA A OTRA PARTE A HACER AUTORIZAR! ¡NO JUEGUE CON MI VIDA, YO ESTOY PAGANDO MES A MES PARA INTENTAR CURAR ESTE MAL QUE TENGO Y AQUÍ ME TIENEN DE UN LADO PARA OTRO! ¡POR QUÉ! ¡YO MEREZCO RESPETO!" Gritaba en el pasillo una docente universitaria. Yo solo agachaba la cabeza para evitar romper en llanto ante el escenario indigno.

Mientras el sitio empezaba a vaciarse, hablé con una de las tantas niñas que me había atendido días atrás y me dijo exactamente lo mismo, que no podía y, al querer insistir me respondió que ella no era ingeniera de sistemas y no podía cambiar la información. Entonces pensé: todos aquí estamos estresados, sabemos que es injusto y que nada se puede hacer. Le pregunté si podría hablar con alguien para expresarle el caso y me remitió a la coordinadora, la busqué, no la encontré, luego supe que trabajaba solo hasta las 4:00 p.m., eran las 6:10. Intenté con un par de personas más y la respuesta, siempre la misma, miserablemente rotunda. Nada se podía hacer más que esperar.

Vaya trágica sensación de desolación y tragedia, vacío, mirar al rededor tanto desconsuelo, ese sitio iba quedando vacío y entendí que nadie, nadie ahí es responsable de nadie, o nadie puede ser responsable, no sé. Justo llegaba una nueva tanda de dolor y el sinsabor se agigantaba. Gracias Aníbal por tu hombro, tu paciencia y tu apoyo. Esa noche sí que lo necesité.

Un nuevo día, miércoles, me dirigí a otra sede de la EPS donde, según me comentó la amable niña de Urobosque, un paciente en la misma situación que la mía logró cambiar la autorización sin problema. Esperanzado (otra vez), muy temprano me dirigí a dicha sede de la 95, mucha (muchísima) más gente esperando, filas más largas, hice la respectiva fila para pedir el turno, esperé mi turno, me acerqué al cubículo y ¡tarán!, de nuevo, el cambio no se puede hacer, y la carga en el sistema se demora 10 días (sí, otra vez 10). La misma razón que en toda parte. Añadí en mi "plegaria" que alguien en la misma condición logró hacer el cambio y no, no hubo poder humano que la convenciera de ello, en esta sede logré hablar con el coordinador, mucha gente acudía a él (qué cargo más complicado), como yo, con la esperanza de que él fuera el salvador. Lo único extra que pude obtener fue una impresión de 8 hojas del correo junto a una relación de códigos que, según me dijeron, era la muestra de que la solicitud estaba hecha.

Con esas copias en mano, llamé a Urobosque para contar lo único nuevo que tenía y preguntarle si eso servía de algo para pedir la cita. La respuesta: no. Me sugirió que vaya a la sede de la 116, de donde recién había llegado un paciente con el cambio hecho sin problemas y, cual ángel de la guarda me dijo que de llegarse a repetir el episodio del "no poder", le llamara a un número de contacto personal que me compartió para ella buscar resolver el problema con la trabajadora de Cafesalud. De nuevo a la sede, la niña que da el turno en la fila, me mira con sorpresa, ya nos reconocimos y me dijo "voy a enviarlo a otra sala a ver si allá sí le solucionan". Me fui a otra sala, me atendió otra señora, le conté el caso, y la primera respuesta fue, no, no se puede, "el sistema no deja". Inmediatamente intenté llamar al número móvil de la amable señorita de Urobosque y mencioné a quien me atendía en ese momento que le iba a comunicar con alguien de dicha clínica para que me colaborara para aclarar el asunto, la sorpresa: "yo no puedo atender llamadas en este momento".

Tomé aire, profundo, como nunca. Le expliqué con detalle todo lo que sucedía, incluyendo los casos "exitosos" de otros pacientes que sí habían logrado la autorización, le mostré una foto que tomé para demostrarle que sí existía una autorización del día, la vio, pero como no se veía la fecha, no le dio credibilidad. Finalmente, de nuevo con los papeles que no servían, en mis manos, se los devolví y le dije: este papel escrito por la señorita de Urobosque, ¿no le dice nada?, ¿este código, este nombre, esta información no es útil para solucionar algo?

La señora revisó de nuevo, con calma (quiero creer que le interesaba colaborarme, ¡¿colaborarme?! ¡Jajajaja! Bueno sí, supongo que sí) dijo algo como "ah, con esta sí le puedo hacer la orden", pero estas otras están mal hechas. Yo solo dije: es lo que he venido diciendo en las 4 oportunidades que los he visitado, que las autorizaciones que me han dado están mal hechas (acabo de admirar la calma con que le dije lo que le dije). Finalmente, ¡finalmente!, ¡FINALMENTE!, tuve la autorización corregida. Como si fuera un sí que se recibe de una propuesta para ser novios, fui a agradecerle a la señora que da los turnos de los turnos por enviarme a la otra sala (la gente miraba con sorpresa mi cara de felicidad, supongo), llamé a la señorita de Urobosque a contarle la buena nueva mientras salía corriendo (bueno, corriendo no, caminando despacio porque el dolor no me dejaba correr) a tomar un transporte para ir a sacar, ¡POR FIN!, mi cita. Llegué a Urobosque esperé con mucho gusto que la señorita volviera del almuerzo y logré tener ¡mi cita!, ¡de "urgencia"!, ¡para el viernes 10 de julio!

Llegó el jueves 9 y... con una llamada telefónica que me hicieron, la cita "de urgencia" fue aplazada hasta el martes 13, porque sí. Esta vez no chisté, debí, pero ya estaba muy agotado para seguirle poniendo frente a esto. El dolor y yo nos abrazamos y esperamos hasta el martes.

El martes 13 de junio, otra vez ¡por fin!, tuve la intervención en la Clínica Los Nogales, es un buen servicio el que presta estas clínica, lo reciben a uno como en un hotel de unas tantas estrellas. Eso sí, luego de la intervención, una hora de recuperación exacta y para afuera, estimado paciente (literal). Una hoja con medicamentos, otra con una orden de RX y otra con la orden para la revisión de esos RX. Por fortuna tenía la solvencia para comprar los medicamentos por mi cuenta sin tener que ir a la vuelta de autorización y, luego, reclamarlos.

Omitiré el detalle, para no alargar más esto, con el cual ya en casa, terminé con los documentos de otro paciente, sí no eran míos. Esto se solucionó el mismo día.

5 días más de incapacidad luego de esta intervención y, al tercer día (no, no resucité, esa es otra historia diferente, no se confunda), decidí ir a la sede para hacer autorizar las órdenes de RX, optimista yo que lo lograría hacer en los días restantes de incapacidad, la autorización me la dieron el mismo día, pero la cita me la dieron para 20 días después. El 5 de julio me tomaron la radiografía, el 21 de julio la revisó el urólogo y no hay más piedritas dentro de mí.

Me enteré en esos días de recuperación que por una incapacidad que dure más de 3 días la EPS está en la obligación de reembolsar un valor, así que hice la diligencia para radicarla, esperar 5 días para aprobación y un mes para radicar y... palabras más, palabras menos, cuando fui a descargar la "aprobación" de las dos incapacidades, de 5 días cada uno, aparece un bonito mensaje que dice "rechazada". Por curiosidad llamé a preguntar la razón del rechazo y la información solo la puedo obtener yendo allá al sitio de la fila del turno, para el turno por tandas de a 50, pero eso ya será otra historia.

Si usted leyó toda esta ODA a la EPS hasta esta línea, gracias por leer mi desahogo y disculpas por la extensión. Un abrazo, ¡jamás se enferme, jamás!

PD. ¡Gracias familia por mandar bonita energía para que las preocupaciones y bonitos deseos para que las cosas de este guagua tuvieran un final feliz! ¡Gracias familia por hacerme caso y no venir a penar en estas vueltas insufribles! ¡Gracias por las bendiciones estoy lo más de bien ahora, los quiero! Y agradezco al libro "Por eso estamos como estamos" por servirme de compañía en aquellas jornadas de espera, me acompañó de principio a fin. Gracias vida.

*Entidades "prestadoras" (¡jajajajaja!) de salud.

jueves, 21 de julio de 2016

¿Por qué "Sí" al plebiscito?

Partamos por compartir este enlace donde se encuentra todo lo acordado (acuerdo completo y oficial). 

Tengamos presente que "es falso que el país será entregado a las FARC. Se negoció la oportunidad de que este grupo deje las armas, las muertes y se reinserte a la vida civil. El número de muertes se ha reducido considerablemente, las estadísticas lo dicen. Recordemos que este proceso está respaldado por la comunidad internacional. Países de derecha, como Estados Unidos, y de la izquierda lo respaldan. La OEA lo respalda. Eso está en las noticias. Si fuese algo malo no contara con el beneplácito de la comunidad internacional. Lo que sucede es que hay enemigos políticos que están molestos por intereses personales y la paz no es su prioridad; por eso atacan y difaman. Pero cuando uno lee y ve noticias, entiende las cosas. Hagamos parte de este momento histórico y necesario para el país, votando “”. La guerrilla más antigua de la América Latina va a dejar sus armas. El cambio será lento, pero las próximas generaciones lo sentirán. Sembremos esto por los que vienen."

@_ajaytuque